Es posible cuidar los radiadores y estufas en invierno

Es posible cuidar los radiadores y estufas en invierno

Con una serie de consejos y puntos a tener en cuenta podemos saber un poco más sobre nuestro sistema de calefacción de radiadores y estufas y dejarlos listos para que funcionen mejor en invierno. También nos servirá para poder tener algunas ideas bricolaje para poder hacer el mantenimiento nosotros mismos y ahorrarnos el llamar a algún profesional.

Con la llegada del frío del invierno  es cuando nos damos cuenta que quizá nuestra calefacción no calienta lo suficiente, que hace ruidos, que tarda demasiado en caldear la casa. Por eso te damos algunas ideas bricolaje para solucionar posible problemas.

Herramientas Bricolaje - Es posible cuidar los radiadores y estufas en invierno - 1

pinterest

Ha llegado el  frío del invierno   y seguramente es cuando nos damos cuenta que quizá nuestra calefacción no esta en las mejores condiciones, puede que  no calienta lo suficiente, que hace ruidos, que tarda demasiado en caldear la casa…es por eso que en RUBI & DO IT queremos darte algunas ideas bricolaje que hacen especial hincapié en este tema, ya que sabemos lo importante que es sentirse cómodo en casa, y más en las épocas más frías del año, pero sin renunciar a la posibilidad de poder hacer nosotros mismos las labores de bricolaje y a la opción de poder ahorrar en reparaciones. 

Los principales modos de calefacción que nos podemos encontrar en nuestros hogares, son varios: estufas eléctricas, estufas de butano, de pellets, radiadores de calefacción central…en todos estos modos de calefacción debemos tener en cuenta unos sencillos puntos que explicaremos a continuación. 

Uno de los tipos de calefacción que más dolores de cabeza nos puede traer es la calefacción central; ésta puede ser de gasoil o de gas, encargados de calentar el agua que circula por el circuito y los radiadores. En ocasiones podemos notar que el agua no fluye bien por las tuberías, que hace ruidos constantemente y que no acaba de calentar bien la casa. Aunque este tipo de calefacción es limpia y eficaz para el hogar, requiere un mínimo de mantenimiento. Al notar este tipo de efectos, deberemos de purgar los radiadores, o quizá en el que notemos que no trabaja a pleno rendimiento. 

Algunas ideas bricolaje que solucionarán nuestros problemas con la calefacción:

Herramientas Bricolaje - Es posible cuidar los radiadores y estufas en invierno - 2

Foto: stadshem.se

Purgar significa eliminar el aire que haya dentro del circuito y del radiador, para que ese espacio sea llenado por agua. Para ello solamente necesitamos un destornillador plano y un recipiente pequeño, como un vaso o similar. Normalmente encontraremos los purgadores en los extremos superiores de los radiadores, y haciéndolo girar con el destornillador haremos que salga el aire sobrante. Con el vaso recogeremos el agua que vaya saliendo hasta que tengamos un chorro continuo de agua limpia. 

Para hacer este sencillo proceso, debemos de tener algunos detalles en cuenta; el primero será de no abrir demasiado el purgador, esto evitará que salga demasiada agua. Es recomendable desconectar la caldera unas horas antes para que el aire suba a la parte superior del circuito, no obstante, para hacer la purga, encenderemos la calefacción. En el caso de que la casa sea de varias plantas, empezar siempre por las superiores. El caso de viviendas de una sola planta, empezar por los radiadores más cercanos a la caldera. 

El último paso será el de revisar la presión de la caldera, en el caso que sea superior a la que el fabricante nos indica deberemos retirar agua del circuito, y si por el contrario, es inferior, meteremos más agua en el circuito con la llave de paso que dispone la propia caldera. 

Para otros sistemas de calefacción como estufas eléctricas, deberemos comprobar que las conexiones y los cables están en buen estado y que no tengan polvo. Para ello se recomienda de guardarlas bien en invierno. En el caso de las estufas de butano, es importante de revisar periódicamente los tubos, ya que tienen fecha de caducidad, la toma y bridas y las bombonas. No hay que olvidar, que usando este tipo de calefacción, deberemos dejar siempre una ventana un poco abierta o alguna salida de aire para evitar que los gases que se produce en la combustión se concentren demasiado y sean perjudiciales para nuestro organismo. 

Te animamos a realizar revisiones periódicas de nuestros sistemas de calefacción y con nuestros consejos  e ideas bricolaje dar el conocimiento para poder hacer el mantenimiento nosotros mismos.

 Los principales modos de calefacción que nos podemos encontrar en nuestros hogares, son varios: estufas eléctricas, estufas de butano, de pellets, radiadores de calefacción central.