Existen diferentes opciones para colgar cosas en la pared

Existen diferentes opciones para colgar cosas en la pared

Aplicando algunas ideas bricolaje descubrirás las diferentes formas en que puedes colgar las cosas en la pared. Desde adornos, cuadros, lámparas… hasta fotos, estanterías y muebles, veremos como el fijar estos elementos a la pared, no supone ningún problema si conocemos todas las posibilidades para ello y elegimos la más adecuada.

Te dejamos algunas ideas bricolaje para que sepas elegir cual es el método más adecuado y el más interesante para cada situación. 

En todas las casas colgamos cosas en la pared, ya sea por necesidad o por decoración: cuadros, estanterías, fotos, muebles, accesorios de baño, colgadores…diferentes cosas de diferentes tamaños y formas, diferentes pesos y usos.

Herramientas Bricolaje - Existen diferentes opciones para colgar cosas en la pared - 1

Normalmente, el método más seguro y común es utilizar tacos y alcayatas o tornillos, haciendo agujeros con el taladro. Este método nos permite colgar objetos de gran peso y tamaño en paredes pintadas de obra, pladur y madera. Aunque es muy utilizado para cuadros pesados, estanterías, muebles y lámparas, en ocasiones puede representarnos un problema, ya que para empezar necesitamos un taladro percutor y la superficie en ocasiones no es fácil de taladrar. Como contra, supone que queda la marca, y debemos recordar que en el momento que nos decidamos a cambiar o quitar el objeto de la pared, tendremos un agujero muy visible. Por otro lado, si estamos viviendo en casa de alquiler o temporalmente, quizá no es el método que más nos interesa, ya que al abandonar la casa deberemos dejarlo reparado. 

Otro método muy utilizado también para elementos decorativos y cuadros de poco peso, son los clavos. Con un pequeño clavo y un martillo podremos fijar objetos en la pared de una forma sencilla y segura, y sin necesidad de utilizar herramientas eléctricas ni gastar dinero. Lo bueno de este sistema es que si clavamos bien el clavo en la pared y el objeto no reciben golpes, la marca que se tendrá al quitar o renovar el cuadro será mínima y fácilmente reparable. 

Estos dos sistemas que acabamos de ver, tienen sus inconvenientes y complicaciones en paredes alicatadas. En la baldosa cerámica no se pueden clavar clavos, recordamos que en las juntas no es aconsejable colocar nada, y para hacer agujeros con broca necesitamos brocas especiales y una serie de cuidados especiales. Así pues, a continuación veremos que tenemos otros métodos más sencillos y rápidos para poder colgar los objetos con seguridad. 

Herramientas Bricolaje - Existen diferentes opciones para colgar cosas en la pared - 2

Para colocar objetos en lavabos y cocinas, donde las paredes están alicatadas, normalmente éstos disponen de algún sistema de fijación, de los cuales los más cómodos y rápidos de colocar son los adhesivos. Colgadores, cuadros, relojes, elementos que deben sujetar poco peso y que con la cinta adhesiva encontramos el método más barato y rápido para ello. Para elementos más pesados como espejos, estantes o lámparas, podemos usar siliconas de alta resistencia, las cuales encontraremos fácilmente en ferreterías y centros de bricolaje o si no, siempre podremos recurrir al taladro para agujerear la pared y colocar tacos y tornillo o alcayatas. 

Las cintas adhesivas de doble cara, son opciones también muy interesantes para este tipo de trabajos de bricolaje, con las cuales, podremos colocar objetos de peso considerable en todo tipo de superficies. Espejos en lavabos, cuadros de gran tamaño, estantes, relojes de cocina… Aun así debemos de tener en cuenta que el fijar cosas en las paredes siempre nos dejará algún tipo de marca, exceptuando de las paredes alicatadas, en las que la cinta adhesiva es perfecta, ya que podremos eliminar los restos de cinta de forma sencilla y rápida. 

Ojalá que te sirvan todas estas opciones. Recuerda que puedes conocer todas las ideas bricolaje que tenemos para ti en nuestro blog. 

 Para colgar cualquier objeto en nuestras paredes siempre debemos tener presente su peso y el uso que le vamos a dar.