¿Se puede ahorrar en verano con el aire acondicionado?

¿Se puede ahorrar en verano con el aire acondicionado?

Una de las preocupaciones que llegan con el verano y el calor es el aumento en el consumo de energía con el aire acondicionado.

Con los siguientes consejos podremos reducir notablemente el consumo y el coste de la factura de la luz sin renunciar al confort.

Ahorro de energía

Llega el buen tiempo, más horas de luz y de sol, y con ello el calor, así pues en zonas donde las temperaturas son altas y sobretodo donde la humedad se hace más notable, la estancia en casa se puede hacer dura debido a las altas temperaturas. Desde hace años, ya estamos acostumbrados a disfrutar de una temperatura confortable en casa gracias a los sistemas de aire acondicionado. El inconveniente es que en ocasiones, el mal uso de estos sistemas de refrigeración nos puede hacer que paguemos un buen extra en la factura de la luz.

A continuación explicaremos algunos consejos a seguir, con los cuales conseguiremos minimizar este consumo, y a parte de hacer un uso más ecológico y eficiente podremos ahorrar dinero en la factura.

 Ideas Bricolaje - ¿Se puede ahorrar en verano con el aire acondicionado? - 1

Lámparas incandescentes, halógenas y fluorescentes

El primer punto que debemos de considerar es la elección del aparato que necesitamos, dependiendo de factores como las dimensiones de tu vivienda, de cuántas personas viven en ella, de la orientación de tu casa y del clima de la zona donde vives. Por otro lado, los electrodomésticos se dividen por valores de eficiencia, es decir, uno que consuma menos aunque en un principio nos salga más caro, nos hará ahorrar.

En pisos convencionales, puede ser interesante la colocación de dos aparatos; uno para la zona del comedor y otro para la zona de las habitaciones. En el mercado existen conjuntos de dos aparatos con un solo compresor, lo que nos permitirá un ahorro también en la instalación. La colocación de estos también es importante, así pues, evitaremos colocarlos en zonas con una luz directa así como procuraremos instalar los compresores en zonas bien ventiladas.

A la hora de la elección de la temperatura, es bueno saber que no por ajustar la temperaratura más baja de lo que la queremos nos hará enfriar antes la estancia, añadiéndole en contra un mayor consumo. La temperatura óptima de uso está entre 22 y 25ºC, y hay que saber que la diferencia de un grado puede suponer un sobreconsumo del 80%.

:Ideas Bricolaje - ¿Se puede ahorrar en verano con el aire acondicionado? - 2

Otro tema a tener en cuenta es el de mantener las puertas y ventanas cerradas, así como de aislar bien del exterior con elementos como cortinas y persianas en las horas de más calor y sol. Si tenemos una zona amplia acristalada, y orientada hacia el sol en las horas de más calor como el mediodía, la instalación de un toldo nos puede suponer un ahorro a medio plazo. Estos factores nos ayudarán a ahorrar hasta un 30% de energía.

Para finalizar, revisaremos periódicamente los filtros de los aparatos, y limpiaremos la suciedad acumulada en ellos. Además de ser un factor de ahorro, también lo será de higiene, ya que evitaremos  que este polvo llegue a nuestro aire.

Podemos reducir notablemente el consumo y el coste de la factura de la luz sin renunciar al confort.