Cómo colocar protectores para el suelo

Sillas, sofás, sillones, armarios… son muchos los muebles que, o bien por su uso diario, o bien por reorganización debemos mover. Para evitar dañar nuestro suelos, lo mejor es poner en las patas protectores para el suelo. Hoy os vamos a enseñar como hacer los vuestros propios con uno de nuestros sencillos trucos bricolaje.

¡Hola de nuevo!

Este es uno de esos trucos bricolajes que seguramente os será de mucha uitilidad.

En nuestro día a día hay cientos de objetos cotidianos que pasan por nuestras manos y a los que no les prestamos toda la atención que se merecen.

Uno de estos objetos es, algo tan simple, como un tapón de corcho.

¿Quién no abre, de vez en cuando, una botella de vino? Y ¿Dónde va el tapón cuando el vino se acaba? Por lo general… ¡a la basura!

A partir de hoy, eso puede cambiar.

Hoy os vamos a enseñar cómo aprovechar un sencillo tapón de corcho, para hacer protectores para el suelo.

Sí, sí, habéis leído bien. Hoy vamos a hacer protectores para las patas de nuestros muebles. Esos elementos tan simples que nos ayudaran a mover los muebles o a usarlos cada día, evitando el riesgo de rayar nuestro suelo.

Para éste práctico truco de bricolaje tan sólo necesitaremos: una tabla de corte, un cuchillo o un cúter, pegamento, y como no, un tapón de corcho.

Con cuidado, cortamos en lonchas el tapón de corcho. Con unos 2 – 3 mm de grosor será más que suficiente. Es muy importante que todos los cortes sean iguales, de esta forma evitaremos que las sillas, u otro mueble, puedan “cojear”.

Limpiamos bien la base del mueble o el extremo de la pata y pegamos los trozos de corcho al extremo de la pata y ¡listos! Ya tenemos unos sencillos y muy económicos protectores para el suelo.

Para este truco de bricolaje, os recomiendo el uso de un pegamento instantáneo (cianoacrilato) ya que con una sola gota es más que suficiente y la unión entre el corcho y la madera es muy duradera.

Espero que os haya gustado, y lo más importante… espero que  os sea útil. Si quereís conocer más trucos bricolaje podeís visitar nuestro blog.

Un abrazo.