Como evitar martillarse los dedos

Quién más o quién menos se ha llevado algún que otro martillazo en un dedo… pues bien, con uno más de nuestros trucos bricolaje que os traemos hoy, nuestros dedos van a poder respirar tranquilos para siempre.

¡Hola a todos!

Despúes de realizar algunas reformas, he pensado que sería muy útil compartir esta información con vosotros y decidi incluirlo como uno más en nuestros trucos bricolaje. 

En esta ocasión vamos a hablar de clavos, martillos y… como no, ¡de dedos!  Esos dedos, que más de uno de nosotros y es posible que más de una vez, nos hayamos golpeado al poner clavos. Qué le vamos a hacer… hasta los más expertos tienen un despiste de vez en cuando.

Pues bien,  este es un sencillo y práctico truco de bricolaje para evitar este tipo de accidentes de una vez por todas.

Sólo necesitaremos una típica pinza de tender la ropa. Yo personalmente, prefiero las de madera de toda la vida, y después os diré por qué. Aunque las de plástico también sirven.

Como más de uno de vosotros ya habréis adivinado, se trata de utilizar la pinza como extensión de nuestros dedos para sujetar el clavo. Abrimos ligeramente la pinza y colocamos el clavo en la mordaza de la misma. De esta forma sujetamos el clavo sin necesidad de cogerlo físicamente con los dedos. Si la pinza es de madera (ésta es la razón de mi preferencia) podemos, al colocar el primer clavo, presionar fuertemente la mordaza de la pinza, para marcar un pequeño canal en la madera que nos servirá para que el resto de los clavos queden siempre rectos.

Pues bien, una vez sujeto el clavo con la pinza, lo presentamos al lugar dónde se tiene que clavar y golpeamos con el martillo, lo suficientemente fuerte como para que el clavo se aguante y no tanto que no podamos retirar, luego, la pinza. Ahora abrimos la pinza y veremos que el clavo ya se aguanta solo, por lo que el último paso será acabara de clavarlo.

Todo de una forma, rápida, segura y muy económica.

Te invito a que veas todos nuestros trucos de bricolaje que tenemos par ti. Recuerda que cuando pienses en Bricolaje ¡piensa en DO IT!

¡Un abrazo!

TOOLIT