Hacer las juntas de silicona, un truco bricolaje muy fácil de hacer.

Este truco bricolaje te permitirá poner una junta de silicona en lavabos y cocinas de una forma rápida y sencilla, utilizando medios de los que disponemos en casa.

La renovación de las juntas de silicona tanto de lavabos como de cocinas es algo que podemos hacer nosotros con la ayuda de unos consejos.

Con los diferentes trucos bricolaje y consejos que vamos publicando periódicamente, son cada vez más los bricolajeros que se atreven a hacer sus reformas o a mejorar partes de su hogar para hacerlas más confortables y más bonitas.

En el caso de hoy hablaremos de como renovar una junta de silicona, por ejemplo de la bañera de nuestro lavabo o en los fregaderos de nuestra cocina.

Como ya sabemos, las juntas son una parte muy importante de la instalación, ya que es la encargada de sellar el espacio que queda entre la bañera y la pared de baldosas, haciendo que no pueda colarse el agua y no tengamos filtraciones ni problemas de humedades, tanto en nuestro hogar como en el de los vecinos.

Ahora bien, con el tiempo, estas juntas pueden dañarse, arrancarse e incluso cambiar de color debido a la suciedad o a la aparición de moho. Es importante pues, tener un control del estado de ellas y repararlas si detectamos cualquier anomalía para evitar futuros problemas.

Podemos pensar que debido a la importancia de ellas, sea un proceso difícil, pero no es así, lo podremos hacer de forma rápida siguiendo unos sencillos pasos que a continuación detallamos.

Con el truco de bricolaje de hoy, aprenderemos a colocar una junta de silicona en nuestro lavabo o cocina de una manera rápida, sencilla y sobretodo muy económica.

Tan sólo necesitamos un pulverizador vacío, un poco de lavavajillas, papel higiénico y agua.

El primer paso será el de llenar el pulverizador de agua añadiéndole un poco de lavavajillas.

Aplicaremos el cordón de silicona normalmente, éstos suelen servirse con un aplicador que nos permitirá aplicar la cantidad deseada, y lo pulverizamos con la mezcla completamente.

Retiraremos con el dedo, poco a poco, el exceso de silicona.

Con una tira de papel higiénico vamos limpiando la silicona del dedo.

Espero haberos ayudado y recordad, ante un reto o duda de bricolaje; ¡¡Pensad en Do It!! 

¡Hasta la próxima! 

TOOLIT